Políticas de ciencia abierta

En progreso…

Políticas para el fomento de la ciencia abierta

Diversos organismos internacionales han comenzado realizar recomendaciones y proponer políticas para la promoción de la ciencia abierta, concentrándose principalmente en la cuestión del  acceso a la información científica abierta y la preservación de los datos abiertos.  Entre ellas, a modo de ejemplo, mencionamos las de Argentina, el Reino Unido y  la Organización para la Cooperación para el Desarrollo Económico (OCDE),

  • Argentina: la inminente reglamentación de la Ley 26.899 de Repositorios Digitales Abiertos sancionada en 2013, que reconoce el valor del trabajo que vienen realizando los repositorios digitales de distintas instituciones científicas, promueve la apertura de de publicaciones y datos de toda la investigación realizada con fondos públicos. Esto aumenta el impacto social de la investigación argentina.
  • Reino Unido: en el 2006 el RCUK (una organización que nuclea a los distintos consejos de investigación de ese país) realizó una declaración que sostenía que las ideas y los conocimientos derivados de la investigación financiada con fondos públicos deben estar disponibles y accesibles para el uso público, promoviendo tanto el escrutinio público de la investigación como promocionando nuevas líneas de indagación. La apertura debe hacerse de la forma más amplia, rápida y eficaz como sea posible.
  • La OCDE, que nuclea a 34 países de desarrollo alto o medio alto, estableció en 2007 que los datos científicos son un bien público que deberían estar en libre disponibilidad. Con este fin, la OCDE desarrolló una serie de principios sobre acceso abierto como recomendaciones para que los países diseñen sus políticas sobre la temática en relación estricta a los datos producidos con fondos públicos. Así, los principios no aplican para el caso de aquellos datos que fueron producidos con el propósito de ser comercializados ni tampoco para aquellos producidos por entidades privadas.